Logros, limitaciones y liderazgo: Entrevista con María Francisca Zapata

Conocí a Francisca en junio por medio del Language Exchange Program. Semana a semana, ella ha mejorado su inglés tanto como yo intento mantener mi castellano. Nuestra amistad alimenta mi nostalgia por el semestre que pasé en Chile, en el 2013. Al hablar con ella, me enteré de su presencia en la judicatura chilena y quedé muy interesado en saber más de su vida.

Francisca es jueza del Primer Juzgado de Garantía en Santiago de Chile. Su experiencia en el nuevo proceso penal adversarial- que en el año 2000 reemplazó al inquisitivo- le llevó a enseñar en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile y, a publicar el libro “La Prueba Ilícita”, en los albores de la reforma procesal penal. Zapata fue directora de la Asociación de Magistrados de Chile, representando al movimiento de jueces progresistas “Jurisdicción y Democracia” (J&D). Ella fue la primera Directora de la Comisión de Derechos Humanos de esta Asociación. Fundó la Asociación de Magistradas Chilenas para promover la igualdad de género en la justicia.

MFZG2

Nos encontramos con la jueza Zapata en esta tibia tarde de otoño, cuando termina su año como investigadora visitante en el Departamento de Gobierno, patrocinada por la profesora Diana Kapizsewski. Sus intereses investigativos se centran en la organización judicial y el estrecho vínculo entre esta, el estado de derecho y la recta protección de los derechos humanos. Vino a Georgetown para estudiar las instituciones judiciales y cómo estas resguardan la independencia judicial en los Estados Unidos.

Francisca, usted ha liderado procesos de cambios relevantes para la judicatura de su país. ¿Qué cambio considera el más significativo?

Lo más importante para mí fue trabajar para conseguir que la Asociación Nacional de Magistrados adoptara pedir perdón a las víctimas de la dictadura de Pinochet por no haberles brindado tutela judicial efectiva. Propuse dar este paso el año en que se conmemoraba 40 años del Golpe, el 2014, al Presidente de la Asociación, quien accedió a apoyar mi moción, consiguiendo unanimidad. Se me entregó la delicada labor de redactar una primera versión de la declaración, que fue finalmente la que se firmó..

Durante muchos días la prensa se centró en esta parte de nuestra declaración, que invitaba a la Corte Suprema a liberar a las actuales y futuras generaciones de jueces de la vergüenza y el aprobio con el que cargaban por la negación de justicia a las víctimas. La Corte Suprema, finalmente, acogió nuestro llamado, estableciendo un formal compromiso de promoción y protección de los derechos fundamentales. Fue profundamente emocionante.

A los jueces de garantía, como usted, se les imputa ser responsables de la “puerta giratoria”, es decir cuando los delincuentes entran y salen inmediatamente del sistema judicial tras delinquir, ¿Qué responde usted a esas críticas?

                  En un país en el que la tasa de delitos es una de las más bajas de la región y la tasa de gente encarcelada es una de las más altas, es una imputación sencillamente burda y falaz. A menudo, por lo demás, el enfoque que postula más encarcelamiento, pasa por alto que la gente que llega al sistema penal, especialmente los más jóvenes, son muchas veces personas que por primera vez en su vida han tenido contacto con el estado y, es para perseguirlos por hurtar unas zapatillas en una tienda. El estado no estuvo cuando necesitaron educación de calidad, salud o vivienda digna, pero sí debe ser implacable para restituir el derecho de propiedad lesionado.  Este enfoque pretende presionar a los jueces a “ser más duros” o “menos garantistas” y muchas veces se emplea como “premio o castigo”, un deficiente sistema de promoción en la carrera. El movimiento Jurisdicción y Democracia trata de hacer consciente a cada juez de la disfuncionalidad de la propia organización de la judicatura para el cabal cumplimiento de este rol. Un juez consciente de la interferencia organizacional está en mejor pie para evitarla y así juzgar cada caso sujetándose estrictamente a la Constitución y la ley.

Entonces la búsqueda de mejores prácticas para superar estas deficiencias organizacionales son las que le traen a Estados Unidos a investigar. En el curso de su investigación usted ha mantenido estrecho contacto con las juezas de Estados Unidos ¿Ha efectuado algún hallazgo inesperado en este proceso?

Concurro cada año a la conferencia de la National Association of Women Judges de Estados Unidos y, por cierto, las redes de juezas que integro son extraordinariamente importantes para detectar aspectos que, tal vez, desde otra posición pasarían inadvertidos. Un hallazgo interesante –e inesperado- fue darme cuenta de que la carrera judicial, que se supone es propia de los modelos del civil law, es una noción fuertemente instalada en la cultura de la judicatura de este país. La aspiración de ser promovido a posiciones de mayor responsabilidad es una constante que no esperaba encontrar. Los sistemas de selección y nombramiento acá son objeto, también, de gran estudio, y muchas veces de fuertes cuestionamientos, por ejemplo, en lo relativo a la elección de jueces. Será que en todas partes se cuecen habas, como decimos en Chile, es decir, en todas partes el temor de lesión a la independencia judicial mueve a luchar por su fortalecimiento, como garantía de los derechos de los ciudadanos.

¡Muchas gracias! Esperamos que Francisca tenga la oportunidad de dar una charla patrocinada por CLAS antes de que vuelva a Chile a fines de enero.

Dylan Gaffney es estudiante de segundo semestre en MALAS, concentrando en la Resolución de Conflictos y los Derechos Humanos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s